Facebook y su efecto … ¿Relajante?

Mirar qué hacen tus amigos de Facebook cuando estás en la oficina, mientras se supone que deberías estar trabajando, podría hacerte sentir un poco culpable. Pero un estudio ha descubierto que ésta sería la manera que busca tu mente de relajarse cuando estás abrumada. Sigue leyendo y conoce más del tema.
Trabaja aun cuando descansa
Para enterarnos por qué nos encanta visitar tanto esta red social cuando estamos en el trabajo, primero hay que saber que cuando el cerebro tiene un tiempo concentrado en una ocupación, siempre llega un momento en el que necesita descansar. Y, en este punto, es muy probable que cambie de forma automática a un modo en el que nos den más ganas de socializar que de seguir trabajando, de acuerdo con un estudio de 2015 publicado en la revista científica, Journal of Cognitive Neuroscience, lo que haría que volteáramos a Facebook cuando necesitamos relajarnos un poco.
¿Por qué y cómo sucede esto? Cuando estamos ejerciendo nuestra actividad laboral se pondría en actividad una región del específica cerebro que nos permite hacer esas tareas, pero cuando necesitamos descansar, se pondría en acción otra zona. Es decir, que el cerebro nunca se “apaga”, ni siquiera cuando tiene que relajarse, como explica el sitio de noticias de ciencia y salud, Medical Daily, que reseñó el estudio.
De hecho, se llegó a la conclusión de que el cerebro se mantiene trabajando constantemente con el objetivo de estar preparado para ser social en los momentos de inactividad. “La naturaleza social de nuestro cerebro tiene una base biológica”, explicó Matthew Lieberman, profesor de psicología, psiquiatría y ciencias del comportamiento en la Universidad de California y uno de los investigadores del estudio, al portal de su universidad.
Facebook: justo lo que necesitamos
Lo interesante, es que la zona del cerebro que se pone en acción cuando éste se quiere “relajar”, encuentra justo lo que necesita cuando visitamos la famosa red social. “Cuando queremos tomar un descanso del trabajo, la parte del cerebro que se activa es la misma que usamos cuando buscamos en Facebook lo que nuestros amigos están haciendo”, dijo Lieberman. De esta manera, podríamos entender que el timeline de esta red social nos ofrece la información que necesitamos para que nuestro cerebro repose de las tareas laborales.
Como ves, entrar a Facebook durante el horario laboral no estaría tan mal, por que sería una buena forma de “desconectarte” durante algunos minutos, para recargar energías.

Eso sí: todo en su justa medida, ¿no crees?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s